El SAS, condenado a pagar 77.500 euros a los padres de una joven enferma del corazón

Le suministró un medicamento nuevo sin los consentimientos necesarios La paciente, de 19 años, falleció seis meses después de seguir el tratamiento

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha sido condenado a pagar 77.555 euros a los padres de una joven de 19 años, enferma del corazón, que falleció tras ser tratada con un medicamento nuevo sin haber cumplido todos los trámites del consentimiento exigido en estos casos.

El bufete González Ángel presentó la denuncia en nombre de los padres de la joven, que padecía una hipertensión pulmonar con fallo ventricular y el 29 de noviembre de 2001 comenzó a ser tratada con el medicamento Iloprost.

En estos casos es obligado que el enfermo firme un «consentimiento informado», que la joven suscribió un mes después de iniciado el tratamiento y ante una testigo que no estampó su firma en el documento.

Fuente: Diario de Andalucía


El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha sido condenado a indemnizar con 77.555 euros a los familiares de una mujer que falleció tras recibir un fármaco experimental sin su permiso. La paciente, de 19 años, padecía del corazón y fue tratada con un medicamento nuevo sin que el hospital Virgen del Rocío, de Sevilla, hubiera cumplido todos los requisitos necesarios, según ha dictaminado el juzgado de los Contencioso número 1 de la capital andaluza.

La sentencia señala que el objetivo del tratamiento era “dotar a la paciente de mejor calidad de vida”, pero también el “afán de investigación” de los facultativos del centro. Y añade que en este caso es necesario que el paciente que actúa como voluntario firme un consentimiento informado. La joven lo hizo, pero un mes después de haber comenzado el tratamiento y ante una testigo que no estampó su firma en el documento.

Fuente: El País.com